Último fin de semana en Brighton 2022

Ahora sí que vengo a contaros nuestros últimos días por Brighton… Y dicho así, suena dramático y triste pero la verdad es que nosotros no hemos querido dejarnos nublar por esos sentimientos y hemos disfrutado de cada segundo, de cada minuto y de cada día hasta el final. 

Y tal como os lo digo, os lo cuento:

Ya sabéis que durante toda la aventura hemos ido afinando nuestra puntería poco a poco: minigolf, bolos… así que el jueves llegó la prueba final, la prueba definitiva, LA prueba. Fuimos a un “Láser Zone” a disputar la batalla por equipos más exigente hasta el momento. Rojos contra azules y amarillos y verdes. Nos pusimos nuestros chalecos y a oscuras en la zona campal teníamos que dispararnos con nuestras pistolas láser. Yo al principio no me enteraba de nada, a mi me disparaban por todos los sitios y yo solo veía que estaba muerta. Vaya desastre… pero vaya desastre yo, porque al resto del equipo le faltaron milésimas para entender la dinámica del juego. Que rápidos y ágiles son estos Emylianos. Además, nada más terminar y para reponer fuerzas nos invitaron a granizados y Coca-Colas. ¡Qué suerte tenemos siempre en el Brighton Team!

EMY Brighton

Y con la misma suerte el viernes salió un día precioso para despedirnos de la escuela, recoger nuestros títulos de inglés e ir a ver Rottingdean. Este es un pequeño pueblo costero a pocos kilómetros de Brighton. Rottingdean es famoso porque además de su antiquísimo molino, también fue el pueblo y hogar del famoso escritor de “El Libro de la Selva”. Estuvimos encantados paseando por las calles, campos y jardines del pueblo. Eso si, terminamos nuestro tour a la orilla del mar con un helado bien frío y crema solar absorbiendo los rayos de sol como si fuéramos lagartijas.

EMY Brighton

El sábado llegó sin darnos cuenta. Para cuando pestañeamos un par de veces ya estábamos en el tren de camino a Londres, pero esta vez para visitar zonas diferentes de la ciudad: The Tower Bridge, St Patrick 's Cathedral, el Tate Museum... La verdad es que ha sido una experiencia chulísima. Además tuvimos la oportunidad de coger el metro, o como lo llaman por aquí, el “Underground”, y sentirnos como auténticos Londinenses. Después de un par de paradas llegamos a Camden Town para disfrutar de la tarde y nuestro tiempo libre. Camden Town es famoso por su mercado, ambiente,  canales y tiendas de segunda mano y como no podía ser de otra manera nosotros encontramos los mejores chollos y los mayores tesoros escondidos de las tiendas: libros, discos, Levis, y un sin fin de cosas que os enseñaremos al llegar a casa.

EMY Brighton

Y es que ya no queda nada para eso porque hoy, domingo, hemos cerrado maletas, cogido los taxis y viajado al aeropuerto con tiempo para llegar bien. Hemos sido los primeros en facturar las maletas y aunque hemos tenido que ponernos todos los jerseys que traíamos, uno encima de otro, hemos logrado librarnos del sobrepeso con mucho ingenio y estilo. Antes de subirnos al avión hemos firmado las banderas que nos llevaremos para siempre de recuerdo con las dedicatorias de todas las personas y amigos que hemos hecho aquí.  Y lo siguiente… creo que lo habéis visto todos: rondas infinitas de abrazos, ojos llorosos y las despedidas de un viaje único que llega a su fin. 

EMY Brighton

Pero yo no me despido todavía. Prometo cerrar este blog con un último post más para que convirtamos la pena de despedirnos en el aeropuerto en alguna sonrisa más recordando pequeños detalles de estas tres maravillosas semanas.

Mientras tanto, os mando un beso muy fuerte a todos,

Sara

ÚLTIMAS ENTRADAS DEL TEMA JÓVENES